Hace no tanto

T4E1 - De México para el mundo

February 03, 2022 Hace no tanto Season 4 Episode 1
Hace no tanto
T4E1 - De México para el mundo
Show Notes Transcript Chapter Markers

La música jugó un papel muy importante durante la revolución mexicana, por eso el auge del corrido fue en esta época, después vino la música ranchera y el bolero. Al mismo tiempo, en EEUU aparece y evoluciona la música country.

Support the show

Mi querida comunidad hacenotántica, después de mucho tiempo de espera, ya estoy de hueva… digo, de nueva cuenta con ustedes. ¿Cómo les fue? Feliz navidad y año nuevo, ¿qué les trajo Santa y los reyes? ¿Qué tal el recalentado? ¿Ya les dio ómicron? A mí ya, espero que a ustedes no, y si sí, espero no haya sido por andarle jugando al chinguetas.

En este primer episodio de la cuarta temporada, voy a hablar sobre algunos géneros que se crearon entre 1900 y 1950 y, también, de qué tipo de música había no sólo aquí en México, sino también en otras partes de Latinoamérica, porque sí, está muy padrísimo hablar del jazz y del blues y de los negritos, pero tampoco toda la pinche música del mundo la crearon los gringos, no chinguen.

Antes de entrar de lleno con todo esto, te recuerdo que sigas este podcast en Instagram y ahora también en Tiktok y Youtube y que le des cinco estrellas en Spotify. Qué pedinche me he vuelto este año, vale madre, en fin… vamos con Marco Abreu “La voz de los patrocinadores”. Adelante, marquito, el micrófono es todo tuyo.

Así es, Diego, muchas gracias. El episodio de hoy es presentado por Grupo Malgesto, la agrupación de música versátil para amenizar bodas, bautizos, XV años y demás eventos sociales, más solicitada en EEUU y Latinoamérica. Los autores de temas como “A tu compadre le caes mal porque tu marido es gay”, “Mi papá me dejó esos terrenos y yo decido qué hacer con ellos” y “Me di a la quinceañera en el baño por un gramo de coca”, te harán pasar los momentos más desagradables e incómodos de la fiesta. No esperes más y contrata a Grupo Malgesto. Yo soy Marco Ambriz y regreso contigo, Diego.

Muchas gracias, Marco Acosta

(INTRO)

Bueno, primero tenemos que recordar que el inicio de siglo en todo el mundo, pues… estuvo cabrón y, en México no fue la excepción. Hay pocos datos, o al menos he encontrado pocos datos, sobre la historia de la música popular mexicana de 1900 a 1930, porque pues, prerrevolución, revolución y postrevolución. Lo que sí sé (y si lo sé yo es porque lo sabe más gente) es que, en ese rango temporal, el género o el tipo de música popular más común fue el corrido y aquí sí… ¡Paren esa pinche música! Sí voy a ser enérgico, enfático y linfático, para decir que hay una muy grande diferencia entre el corrido y el narco-corrido, no me vengan a romper los… esquemas con que es lo mismo, bueno ya, ponle play.

No es que se haya inventado el corrido durante la revolución, aunque mucha gente piensa que sí… pues no, este tipo de música ya existía desde la época de la conquista e incluso desde antes, tan es así que, en el Diccionario de autoridades -que fue el primer diccionario editado por la RAE- ya se encuentra la palabra corrido, con la siguiente definición:

Corrido, usado como substantivo, es cierto tañido que se toca en la guitarra u otro instrumento, a cuyo son se cantan las que llaman Jácaras. Diósele este nombre por la ligereza y velocidad con que se tañe.

(Bit- ¿por qué leí esto?)

Lo que quiere decir esta definición, es que a la música se le llama corrido porque se toca en chinga y sin temor a reventar una cuerda de la guitarra y, a la letra se le llama jácara y, ¿por qué jácara? Pues…

(Bit- otra vez)

Romance octosílabo que trata de la vida de malhechores y rufianes

Claro que, desde hace rato, ya esta palabra cayó en desuso y con decir “corrido” se entiende que estás hablando tanto de la música como de la letra y, hablando de la letra, como bien se dijo en la definición, generalmente los temas que se tratan son batallas, hazañas, muertes trágicas, historias de bandoleros y gente valiente, asesinatos, ejecuciones, desastres naturales, accidentes, eventos políticos, venganzas y crímenes pasionales. Se trata, generalmente, de usar un lenguaje más bien poético (no tan crudo), porque finalmente son canciones épicas como las que hacían los minnesinger en la edad media (todo está conectado), por eso existen corridos sobre lo que Villa y Zapata lograron o lo que les pasó en batalla.

El motivo por el cual el corrido fue el género más popular es porque, en aquella época, la mayoría de la gente era analfabeta y la única forma que tenían para enterarse de qué estaba pasando, fue por medio de la música. Claro que no todos los corridos eran noticiosos, también los había para echar desmadre, un claro ejemplo es “La cucaracha” que, mucha gente cree que esta palabra se refiere al movimiento revolucionario, pero no, “la cucaracha” es el apodo que le pusieron a Venustiano Carranza, porque como era chaparro y siempre andaba con su gabardina café, parecía cucaracha. Otra cosa que, probablemente, no sabías de esta canción, es que no es un tema original, es una adaptación de un corrido español que habla sobre el enfrentamiento entre moros y cristianos.

En la segunda temporada de este podcast, hablé sobre el movimiento musical llamado nacionalismo, bueno pues, a Latinoamérica ese movimiento llegó con cierto elegante retraso, pero de un modo muy bonito y original… pues los latinos somos chingones, no mamen.

Lo que se hacía en Europa era tomar algunos elementos de la música tradicional y con eso crear rolas nuevas, aquí en México y luego en otros países como Cuba y Argentina, se crearon las orquestas típicas, que tomaban las rolas populares tal cual eran, les daban su chaineadita y listo, ya eran aptas para que la gente bonita las escuchara, claro ejemplo de esto es Aires nacionales mexicanos de Ricardo Castro.

Pero bueno, volviendo al tema, la música popular en México eran el corrido y las canciones campiranas como principales, otros géneros más tradicionales como el son o huapango, jarabe y otros tantos quedaron un poco rezagados, hasta que, en la década del 30 cuando la cosa ya se calmó, se retoman todos estos géneros, el corrido pierde popularidad y se crea la música ranchera, bueno, realmente no se crea, solo cambió de nombre y de agrupación. Antes de 1930 a la música ranchera se le conocía como canciones campiranas, después de la revolución y la guerra cristera, ya había un poco más de apoyo para el pueblo y, ¿cómo por qué no? Les regalaron un mariachi para adornar sus canciones, además se les ascendió de ser campiranos a ser rancheros, por eso su música dejó de ser campirana, simple y culera y, pasó a ser ranchera, ruidosa y chingona. Claro cómo, lamentablemente, en México no se nos da muy bien eso del clasismo, la música ranchera era para uso exclusivo de la clase baja. La clase alta, por otro lado, tenía el bolero, una música muy fina y chula de bonita en donde los músicos y cantantes tienen estudios profesionales y bla, bla, bla, además era un lujo importado, traído desde las cálidas y tropicales tierras cubanas. 

Lo que pasó es que, a la comunidad internacional, le gustó muchísimo la música ranchera, por lo tanto, el mariachi ganó una popularidad que te cagas, y mientras los de la alta sociedad estaban acá de “pero es que el bolero mexicano es hermoso, miren, tenemos a Los Panchos, Los Aces, María Grever, Agustín Lara”, todo el mundo les dijo: “Sí, está muy lindo, felicidades, pero el bolero es de Cuba, tú no estés chingando y danos mariachi” y, es por eso que Mariachi Vargas de Tecalitlan saltaron a la fama internacional.

(Tiempo de confesión)

Me caga el mariachi, sí, lo dije y ya sé, pésimo mexicano, eso es altísima traición a la patria, decir eso es mucho peor que quemar y orinar la bandera y debería ser desterrado. Me vale madre, me caga el mariachi y tú estarás diciendo “primero los Beatles y ahora el mariachi, ¿qué buscas, perder seguidores? Porque así es como se pierden seguidores” y no, no quiero eso, simplemente me caga el mariachi y los Beatles… y Bob Dylan, pero bueno, ya basta.

(Tiempo de confesión)

Básicamente de los 30 a los 50, todo era ranchera con mariachi y boleros con trío, de pronto un poquito de danzón, pero no, ranchera con mariachi y boleros con tríos.

Y así, como en México estaban las rancheras y en Cuba el bolero, en Colombia tenían la cumbia y en Argentina y Uruguay el tango… que son muy distintos entre sí y, dependiendo la región en que te encuentres uno es mejor que el otro porque es el tango original, el que primero se inventó, no me maten, por favor, no quiero iniciar un conflicto internacional.

¿Creíste que no iba a hablar de música gringa en este episodio? Pues, sí, sí lo voy a hacer, pero es poquito nada más, por no dejar.

Muy cercano a la popularización del blues, apareció el country y es que, los blanquitos andaban muy alebrestados porque “si los morenazos estos ya popularizaron su música rural, ¿por qué demonios nosotros no?” y, la respuesta es un poco obvia, pero de cualquier manera lo hicieron. 

Es un poco arriesgado decir que el country nació en respuesta al blues, pero la vida es un riesgo, carnal, y digo que es arriesgado porque el blues habla sobre las desventuras de un pobre individuo maltratado desde el nacimiento consecuencia del color de su piel y los blanquitos dijeron “somos pobres e individuos, pero así que tú digas maltratados, la verdad no”, por eso, los primeros artistas country que se dieron a conocer (por ahí de 1920), hablaban sobre lo bonito que era vivir en el campo, con las florecitas y las vacas, los conejos y los esclavos. Las letras estaban más enfocadas al “tengo y lo presumo para que te de envidia… postdata viva cristo rey”, porque claro que además de presumir sus paisajes, muchas otras rolas eran de corte religioso. En esta primera generación de campiranos, tenemos a The Carter family, Uncle Dave Macon, Jimmie Rodgers y otros. Cabe mencionar que los ensambles eran grandísimos (comparados con los demás géneros de música popular) había dos o tres guitarras, mandolina, banjo, contrabajo, percusiones y cuanto pinche instrumento pudieran meter.

Con el cambio de década, el country sufrió algunos cambios. La función principal del country durante la década de los 30 fue evitar que la gente se suicidara por la gran depresión, o sea, la depresión económica no por un trastorno depresivo mayor… bueno, también, pero más que otra cosa por lo del desplome de la bolsa de valores, entonces durante los 30 y parte de los 40, las letras ya eran más de “échale ganas, todo va a estar bien, vamos a salir de esta, ya no te agüites, vente vamos a bailar y a echar desmadre… postdata viva cristo rey”. En esta época fue cuando nació la música de vaqueros y el western. 

Todo iba muy bien, hasta que cae la segunda guerra mundial y todo valió verga, todo el espíritu positivo y fiestero del country se fue al mismísimo carajo mismo. Ahí fue cuando los blanquitos dijeron “somos pobres, somos sujetos y ya también sufrimos”, pero no iban a dejar que nadie los viera sufrir, porque masculinidades frágiles, así que durante un rato el country se quedó callado y quedó solo la música, o sea, el Bluegrass.

Poco a poco, la voz del country fue regresando y no regresó con muchos ánimos que digamos, este es el giro de tuerca que redefinió al género. Con un ensamble muy básico de guitarra, bajo, dobro y batería, llega el estilo Honky Tonk tomando como principales influencias el estilo western y la música ranchera, a partir de este momento es cuando las letras del country comienzan a dejar de enfocarse en el “todo está bien” y comienzan a decir “la vida es culera, ya nos dimos cuenta y no hay para donde hacerse”, el mayor exponente de este estilo es el grandísimo Hank Williams. 

Intro
Corrido
Orquestas Tradicionales
Música Ranchera
Bolero
Country
Outro